ZARCILLOS MÁGICOS DE ENSUEÑO

Soñaba un cuento de juguete

Dónde todo era de estrellas, aire y agua

Cosa que me encantaba.

Trazaba con la tiza una línea imaginaria

Y sin embargo no me cansaba.

Soñaba que era una princesa sacada de un castillo encantado,

Que montaba un pegaso alado

Cruzando las nubes y las hadas blancas.

Aún lo podía imaginar cómo una luz al alba,

Mirando el atardecer del agua.

Y sin embargo seguía soñando ensimismada.

Nadie me podía sacar de mi letargo

Estando despierta en mi limbo extraordinario.

Sin embargo era mi quimera mágica.

Podía notar las olas en la cara sin que me importará

Mientras soñaba.

Era como estar en el aire con mis fantasías bellas,

Pero a la vez inalcanzables.

Era sólo un ensueño de niña que no podía ser real.

Era una ilusión, una alucinación de mi mente que jugaba.

¡Y disfrutaba con ello!

Aunque seguía soñando despierta en ese atardecer de verano.

Era mi alma que en silencio iba al agua

Que se había convertido en mi espíritu hechizado.

Me había transportado a mi cuento de hadas.

Ese cuento de juguete que avivaba mi cuerpo

De niña volàtil.

Eran mis zarcillos que me habían embrujado, cautivado.

En mis ojos infantiles.

Ahora me sentía una extraña en un velo atrapado.

Y ya no podía hacer nada.

Mi vida era de sirenas y ninfas en historias tintineadas.

Shares

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.

Catalan   English   French  Spanish