Una goleada que vale una liga

Al Real Madrid de Ancelotti le bastaba un empate para cantar el alirón en la liga. Lejos de conformarse con el reparto de puntos se impuso con un 4-0  al Espanyol de Vicente Moreno. 

De entrada, Rodrygo rubricó un “doblete” con sendos goles en los minutos 33 y 43. No hubo tiempo para más, y con el 2-0 en contra se fueron a la media parte. 

Iniciada la segunda mitad, Asensio quiso sumarse también a la fiesta poniendo su tanto en el  55, pero fue Benzema el que dio la puntilla con el cuarto y definitivo gol con el que se cerraría la contienda. 

Ya van 35

Con esta abultada goleada los merengues se han llevado la liga 2021/22. A expensas de que haya sido o no el justo vencedor, esto sería otro debate, no nos queda otra que darles la enhorabuena. 

Aunque también cabe mencionar que este título de liga conseguido hace aún más grande su historia reciente pues con esta suman 35 ligas en sus vitrinas. Y con ello se convierten en el rival a batir en la temporada 2022/23. 

Próximo objetivo, la Champions 

Conquistada la liga y con todo el fieston correspondiente por los alrededores de Chamartín, ya solo les queda el colofón final para cerrar así  una temporada redonda, llegar a la final de la Champions.

La cita será el próximo miércoles 4 de mayo, fecha  en la que también se espera otra épica noche de Champions como las de antes. Cualquier error podría ser fatídico, sobre todo si enfrente se encuentra el Manchester City de Guardiola.

Si se consigue la remontada, la fuente de La Cibeles le estará esperando para que les de una doble alegría y vuelvan a llenar las calles de la capital madrileña en otra marea blanca. 

Suspenso a la afición merengue 

A pesar de todo lo bueno conseguido por el conjunto madridista en este encuentro ante el Espanyol, parte de la grada del Bernabéu puso la nota discordante. Me refiero al cántico contra el jugador blaugrana Gerard Piqué.

No podemos dejar impune en nuestro fútbol comportamientos de este tipo y menos viniendo de un club que pregona su señorío tanto en la competición liguera como en Europa. Acordarse de Piqué con el célebre cántico “Piqué cabrón, saluda al campeón” está fuera de lugar. 

Actitudes así son las que enturbian el buen nombre del deporte rey, convirtiéndolo en un “clásico” como en su día también lo hicieron Samuel Eto´o y otros ilustres como Luis Figo. 

Si se puede evitar nos harían un favor. No digo que se tenga que sancionar, pero sí que no se propague esa fea costumbre entre los grandes de la liga.

Shares

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.

Catalan   English   French  Spanish