Jorge Wagensberg

Jorge Wagensberg, un adiós doloroso

El pasado 3 de marzo murió en Barcelona el científico y divulgador Jorge Wagensberg a la edad de 69 años. Tuve el privilegio de conocerlo cuando era director del CosmoCaixa y yo trabajaba en el departamento de gerencia, justo al lado de su despacho.

Y uno de los trabajos que hacía era archivar artículos de periódicos donde aparecía él.

Era muy buena persona conmigo. Se hacía querer y era muy agradable. Con él, se podía hablar sin rodeos. Un día le propuse hacer una exposición sobre el Síndrome de Down en el CosmoCaixa. Aunque no se llegó a hacer, se mostró muy interesado.

Wagensberg se acordaba de mi abuelo Trueta y siempre teníamos tema de conversación. Era una persona muy atenta. Cuando me veía me daba recuerdos para mi madre y siempre quería que le explicara algo nuevo de mi abuelo.

Era muy generoso. Ahora os contaré una anécdota. Un día que no llevaba dinero para tomar un refresco le dije: “Jorge, por favor, ¿series tan amable de dejarme unas monedas? Es que no llevo… “. Y él me las dejó sin problemas.

Un poco de biografía

Más allá de su calidad humana, fue una persona de una gran calidad profesional. Recibió muchos premios como la Creu de Sant Jordi, el Premio Nacional de pensamiento y cultura científica y el Premio Juan Mari Arzak.

Fue doctor honoris causa por la Universidad de Lleida y estaba comprometido con la divulgación científica. Por ello, colaboraba con la editorial Tusquets.

También fue miembro del jurado del premio internacional de Cataluña.

La muerte de Jorge Wagensberg es una pérdida para el mundo de la ciencia en general y, en particular, para las personas que, como yo, lo hemos tratado, conocido y amado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>